Una ciudad sin controles: crónica de la gestión de Garro en pandemia

En un simple recorrido por La Plata, el incumplimiento de las restricciones vigentes y la consecuente aglomeración de personas están a la vista. Con estadísticas que posicionan a la ciudad como la peor durante esta segunda ola, la oposición, entre otras medidas, reclama una sencilla presencia de agentes municipales. Mientras tanto, el Municipio está ausente y los casos suben semana a semana.

Una de las tantas cafeterías de La Plata que ofrece servicio en su interior, incumpliendo las restricciones.

Por Camilo González Balducchi

Desde hace meses, cualquier fin de semana a la hora de la merienda se arma en calle 50 entre 4 y 5 una cola de media cuadra de personas que espera una mesa en un reconocido restaurante. El local está repleto, los clientes caminan por el lugar para ir al baño o al mostrador, los mozos corren de un lado al otro y más personas siguen entrando para consultar por un lugar. El resultado: el distanciamiento social se pierde.

Incluso, luego de las restricciones que comenzaron a funcionar en el AMBA el 1º de mayo, esta escena se repite. Además, vale aclarar, que una de las medidas dictadas por el DNU es que los comercios gastronómicos solo pueden ofrecer servicio al aire libre, hecho que no se cumple acá.

Y dicha situación no solo ocurre en esa cuadra de la ciudad. Según el relevamiento hecho por Mirada Crítica en varios puntos de La Plata, solo en calle 7 se respeta la medida de cortar el aforo en el interior. Luego, en lugares como calle 51 con sus restaurantes y el Baxar Mercado, las cafeterías frente a la estación de colectivos, las casas de comida de la zona de 1 y 44, los bares del diagonal 74 entre plaza Italia y plaza Moreno, y las grandes cadenas de comida rápida continúan ofreciendo servicio en espacios cerrados. Al menos tres locales no respetan dicha medida en el centro de Los Hornos.

Hasta que no pase la Municipalidad, sigamos ofreciendo adentro, es la bajada de línea de los jefes a los empleados según preguntó este medio. En consecuencia, día tras día continúan las aglomeraciones en La Plata mientras la segunda ola no cede. Casi todos los días de mayo los contagios diarios superaron la cifra de los 500. Hasta el 16 de mayo, los datos son: 5.729 casos activos, 6.030 desde que comenzó la pandemia, y 1769 personas fallecidas.

Informe diario de la situación epidemiológica en La Plata publicado por el Municipio.

“La escalada de casos en La Plata, superando en contagios al resto de los municipios del AMBA, tiene que ver con la falta de controles preventivos por parte del Municipio”, opinó en diálogo con este medio Guillermo “Nano” Cara, concejal del Frente de Todos. El edil remarcó que “con la simple presencia de agentes municipales los bares y restaurantes acatarán las restricciones, algo que no hemos visto desde el comienzo de la pandemia”.

Su par, Ariel Archanco, también conversó con Mirada Crítica y aportó que “fundamentalmente falta el control de negocios y lugares gastronómicos, no para que los cierren sino de forma preventiva para que se respeten las capacidades estipuladas y las restricciones vigentes”.

“Obviamente que los controles se están realizando, el que tiene la potestad principal de este trabajo día a día en la calle es el Municipio”, contradijo a los dichos del Frente de Todos el edil oficialista Javier Mor Roig. Sin embargo, desde este medio intentamos obtener una voz autorizada por parte de la Municipalidad para que den su versión y expliquen las medidas que llevan a cabo para el cumplimiento de las restricciones pero ningún funcionario ha querido hablar y desde el área de comunicación no nos facilitaron ningún canal.

Más incumplimientos

Por otro lado, solo los comercios esenciales pueden permitir que pasen sus clientes, los demás deben atenderlos desde la vereda. En este sentido, las cadenas, bancos u otros tipos de impedimentos para el ingreso están presentes en la mayoría locales de ropa y casas de electrodomésticos de calle 7 y 8. Sin embargo, en un simple recorrido por diagonal 74 desde plaza Italia hasta el cementerio o por el centro de Los Hornos se puede observar que la mayoría de ferreterías, tiendas de mascotas, heladerías, cotillones, jugueterías, entre otros tipos de comercios, ofrecen aforo en su interior. Incuso en algunos lugares con poco espacio en ambientes cerrados, como en las peluquerías de barrio, la distancia entre los clientes es menor a 1,5 metros o se generan filas de espera en su interior.

Otra de las actividades que están en la mira son las ferias: continúan con una gran concurrencia en la ciudad a pesar que se recomienda desde el Gobierno y los especialistas salir de casa solo para realizar tareas esenciales. Un ejemplo es la feria de Parque Saavedra que recibe cientos de platenses cada fin de semana. Pero no es la única: funciona otra en 14 y 64, las denominadas “ferias paraguayas” no cortaron, tampoco la de 80 y 134. En todas ellas, y las decenas más que siguen habilitadas por el Municipio, la distancia entre puesteros y clientes es bien escasa.

Para sumar a la lista de incumplimientos que suceden en un día normal en La Plata basta con pasar cualquier día soleado por cualquier plaza de la ciudad. Según el DNU que anunció las nuevas restricciones en el AMBA, no se permiten los deportes grupales de contacto al aire libre pero se continúan organizando multitudinarios partidos de fútbol y voley en las canchas armadas de los parques Castelli, San Martín y Alberti.

Sin distanciamiento en Parque Castelli: adolescentes juegan al voléy mientras en el playón un multitudinario grupo de chicas practican baile y se desarrolla una clase patín.

Datos de la segunda ola en La Plata

Según un reporte de la Facultad de Humanidades de la UNLP que siguió las cifras de contagios en la ciudad, “es posible distinguir una primera ola registrada en agosto y septiembre de 2020 y va descendiendo hasta diciembre de ese año, en enero de 2021 se produce un crecimiento rápido de
casos pero acotado en el tiempo que responde al denominado efecto rebote de las reuniones sociales vinculadas a las celebraciones de fin de año, luego entre febrero y mediados de marzo de 2021 se observa un amesetamiento de casos que precede a una segunda ola iniciada a fines de marzo con un crecimiento exponencial de los casos, llegando en la actualidad a valores promedio que triplican los registrados en el primer pico”.

Al 1º de abril, La Plata se ubicaba en el puesto 11 de los distritos del AMBA con mayor casos (743 durante todo el mes de marzo) cada 100 mil habitante. Sin embargo, para el 21 del mismo mes, Gran La Plata encabezaba el ranking.

Estas cifras fueron arrojadas por el mapeo epidemiológico, que toma dos indicadores: la incidencia (cantidad de casos confirmados cada 100 mil habitantes) y razón (la velocidad de duplicación de casos durante los últimos 14 días). Para que una localidad se considere de “alto riesgo” debe estar por encima de dos valores: la incidencia debe ser superior a 150 y la razón superior a 1,21.

A continuación, el mapeo de abril, encabezado por La Plata:

Otros reclamos para la gestión municipal

A principios de este año, el intendente Julio Garro estuvo en varios programas de televisión en donde puso a disposición del Gobierno provincial los 46 centros de salud municipales que cuenta La Plata para que se acondicionen como vacunatorios o centros de testeo . Sin embargo, esto no se ha traducido a los hechos.

El programa DetectAR, que acerca testeos gratuitos a los barrios, es organizado en espacios instalados y organizados por Provincia, no en los centros comunales como así lo había ofrecido Garro”, explicó a este medio Guillermo Escudero, diputado provincial por La Plata del Frente de Todos, quien presentó un proyecto para que ese labor se realice en las salitas comunales. “La propuesta es un pedido para que el intendente Garro cumpla su palabra”, aclaró; al mismo tiempo que agregó que “hay tres centro de salud por localidad, si se usaran para testeos se simplificaría la tarea y descentralizaría para evitar la aglomeración en los hospitales”.

Por otro lado, en diálogo con Mirada Crítica, el concejal del GEN, Gastón Crespo, le exigió al jefe comunal que convoque más seguido al Comité de Crisis. Hasta el momento, esta instancia donde se reúnen especialistas, funcionarios municipales y concejales oficialistas y de la oposición se ha realizado una vez por mes. “Es importante que todos los temas y políticas con respecto a la pandemia se articulen entre Nación, Provincia y Municipio, y el Comité de Crisis es el lugar natural para esto”, resaltó el edil en diálogo con Mirada Crítica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s