Crimen en Altos de San Lorenzo: una chica de 23 años fue asesinada a golpes por un remisero

El episodio sucedió el sábado y todavía causa conmoción. La joven se llamaba Ayelén Arredondo y fue asesinada a golpes. El remisero se encuentra detenido.

El crimen sucedió en la mañana del sábado y continúa conmocionando a los vecinos de la ciudad.

El fin de semana un nuevo crimen sacudió a La Plata y conmocionó a toda una comunidad. Ayelén “Yeye” Arredondo, una estudiante de la UNLP de 23 años, fue asesinada el pasado sábado por la mañana cuando se encontraba en la casa de sus padres, en Altos de San Lorenzo.

Todo comenzó cuando unas horas antes, un remisero ( que ya fue identificado como Marcelo Saleh) trasladó a los padres de Ayelén hasta Florencio Varela, lugar donde planeaban visitar al hermano de la joven, quien se encuentra preso en la Unidad Nº 42.

Según se informó Saleh trabajaba hasta hacía muy poco tiempo en una remisería de la zona, pero fue despedido tras ser acusado de robo. La familia de Yeye tenía su número personal y se comunicaba directamente con él.

El sábado, y debido a que los papás de la joven habían dejado en el vehículo todas las pertenencias que no le permitían ingresar al penal, el implicado realizó un viaje de vuelta a La Plata con la intención de utilizar las llaves de las víctimas para ingresar a su domicilio.

Cerca de las 10, un vecino lo vio salir de la vivienda de los Arredondo con un bolso en la mano y en actitud sospechosa. Por eso mismo, decidió asomarse por la ventana y allí observó que en el interior de la propiedad estaba el cuerpo de una mujer, cubierto de sangre.

Luego de visualizar esto pidió auxilio a otras personas y salió rápidamente a buscar al hombre con su camioneta. Lo encontró a unas pocas cuadras del lugar, en 24 y 75, mientras huía a pie. Dio aviso al 911 y los efectivos policiales de la ciudad acudieron inmediatamente a la escena.

Una vez que lo interceptaron, las autoridades le descubrieron un botín de 8.000 pesos y una mochila con precintos, guantes y una barreta de hierro. A su vez, notaron que tenía rastros de sangre tanto en su rostro como su ropa.

De inmediato, los efectivos ingresaron a la casa de los Arredondo y hallaron a Ayelén muerta sobre el sillón, frente al televisor encendido. Estaba completamente desfigurada e irreconocible. Su familia arribó tiempo después en otro remís.

Por último y debido a este panorama, Saleh fue detenido y posteriormente quedó a disposición de la UFI Nº 5, a cargo de Juan Menucci, en el marco de la causa que quedó caratulada como “homicidio criminis causa”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s