Salvaje asalto en San Carlos: golpes, torturas y amenazas

Según se informó las víctimas del brutal asalto fueron una mujer de 63 años y una nena de 14. Las golpearon para exigirles dinero y les terminaron robando las zapatillas y los celulares.

En las últimas horas un hecho sumamente violento conmocionó a la ciudad. Una mujer de 63 años y su pequeña nieta se convirtieron en dos nuevas víctimas de la inseguridad en la ciudad, luego de que dos hombres irrumpieran en su casa y comenzara exigirles el dinero de la supuesta venta de un vehículo. Luego de varias horas de golpes y torturas, los ladrones finalmente se convencieron que la información que tenían no era cierta y terminaron escapando con un pobre botín.

Según se informó todo ocurrió alrededor de la 1 del último jueves en una casa de 140 y 527, cuando los delincuentes ingresaron a la vivienda y sorprendieron a ambas mujeres. La mujer declaró que: “Estaba durmiendo cuando de pronto sentí que abrían la puerta. Pensé que era mi nieta la que estaba entrando así que me quedé en la cama. Creo que le estaba diciendo que no hiciera mucho ruido cuando la luz se encendió. Abrí los ojos y tenía dos tipos en la pieza, uno por los pies de la cama y el otro al costado”.

A su vez, aseguró que uno de los ladrones la amenazó diciéndole: “Si gritás, te quemamos” y sin hacer siquiera otro comentario, uno de ellos se abalanzó sobre la mujer, y recordó “que uno estaba con barbijo y había otro, el más malo, que no escondió su cara. Ese mismo fue el que se me tiró encima y me empezó a cachetear. Me dijo ‘te vendieron vieja, sabemos que hace poco vendiste un auto y que tenés plata'”.

También reveló que mientras el delincuente la golpeaba, su cómplice comenzó a registrar la habitación en busca del supuesto dinero, pero la mujer les explicó que no había vendido el auto todavía. En medio de toda esta situación su nieta, de 14 años, llegó a la casa y terminó siendo reducida y atada a una silla: “Le dijeron que se quedara calladita porque me iban a matar. Mi nieta intentó zafarse y cuando se dieron cuenta le pegaron en las costillas. Cuando me levanté para protegerla, me agarraron a patadas y hasta me mordieron. Yo creo que el tipo estaba más enojado con la persona que le había pasado el dato que conmigo, pero se terminó descargando con nosotras”.

Por último, la mujer reveló que les ofreció las llaves de su auto para que se fueran y los ladrones las tomaron, pero se marcharon sin llevarse el vehículo y con un pobre botín entre sus manos. Por el momento no se sabe nada sobre los delincuentes que son intensamente buscados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s