Conciencia ambiental en las ciudades: una política de Estado que no puede esperar

Por Gastón Crespo. Concejal por el Partido GEN, presidente de la Comisión de Medio Ambiente

En los últimos años, el mundo viene sufriendo una aceleración de los problemas medioambientales sin precedentes y nuestro país no es la excepción. 2020 fue el año más caluroso de la historia y este calentamiento global produce fenómenos irreversibles que ponen en riesgo a todo el planeta: incendios, inundaciones, catástrofes climáticas, entre otros fenómenos, afectan severamente no solo a la humanidad sino a todos los ecosistemas.

Teniendo en cuenta este panorama, ¿no es acaso la problemática medioambiental una de las más importantes y urgentes que debemos abordar desde todos los niveles del Estado? Sin embargo, observamos a diario como la mayoría de las políticas dirigidas a esta cuestión se reducen a slogans vacíos que reflejan poco y nada la realidad.

En lo que respecta a nuestra región, los basurales y microbasurales, la contaminación de los recursos hídricos y del aire, e incluso la falta de regulación de los agroquímicos, son solo algunas de las situaciones no resueltas que empeoran la calidad del ambiente en el que vivimos y, con ello, también de nuestras vidas.

Como hemos dicho más de una vez, muchas acciones que podrían contribuir a mejorar esta situación dependen de cada uno de nosotros y pueden realizarse desde nuestros propios hogares. No obstante, requieren de la decisión política de un gobierno local que impulse este tipo de iniciativas e involucre a toda la población para que las medidas tengan un verdadero impacto.

De esta forma, desde mi espacio en el Concejo Deliberante buscamos llevar adelante acciones participativas y comprometidas por parte de los vecinos que nos ayuden a conocer la situación en cada uno de los barrios y a pensar colectivamente las soluciones a estos problemas. Para ello, creamos el Portal Ciudadano que permite registrar todas las denuncias y reclamos con respecto a las distintas problemáticas: hasta el momento esta herramienta indica que los platenses padecemos el humo o smog (7%), contaminación ambiental (14%), basurales o microbasurales (79%).

Partiendo de allí, muchas de nuestras propuestas implican una fuerte participación y concientización ciudadana como forma de ir modificando nuestra cultura ambiental. Un ejemplo de ello es el programa Hogares Verdes que promueve la separación de residuos en origen y el ahorro de agua y energía en las viviendas, mediante incentivos en la reducción de impuestos municipales a los vecinos que participen.

Otro de las proyectos en este sentido es el programa de Uso Racional del Agua que busca proteger las fuentes para consumo humano. El mismo incluye una reglamentación para que tanto las industrias y empresas como los espacios y edificios públicos, los clubes y establecimientos, presenten informes periódicos sobre el consumo de agua que realizan y las medidas que tomarán para reducir su uso y hacerlo más eficiente. En el caso de cumplir con los estándares establecidos, se les otorgará una distinción como establecimiento comprometido con la ciudad.

Asimismo, como forma novedosa de promover la forestación en nuestra región, propusimos que se plante un árbol por cada nacimiento. Al llegar la primavera, cada familia platense con un niño o niña recién nacido recibirá un árbol y una placa con el nombre del bebé para plantarlos colectivamente en determinadas zonas. Esta iniciativa contribuiría a generar identidad y a valorar la vida, y a promover la conciencia ambiental.

La necesidad de ir hacia un sistema de movilidad sustentable es otra de las cuestiones que no podemos dejar de lado. Nuestra ciudad tiene un trazado perfecto para desarrollar nuevos medios de transporte (tranvía o trolebus, bicisendas, sendas peatonales, circuitos verdes) que, sumados a la descentralización de la administración pública, descongestionarían el caos vehícular y mejoraría notablemente la calidad del ambiente y de la salud.

En definitiva, ir hacia un modelo de ciudad sustentable que contribuya con la situación ambiental global exige un fuerte compromiso y concientización de todos, pero siempre contando con las herramientas del Estado, universidades y organizaciones intermedias para que estas acciones funcionen y comiencen a reflejar una nueva realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s