Interés General

Cybermonday: todo lo que tenés que saber para evitar estafas

Arrancó la edición 2020 del Cybermonday, organizada por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, y se extenderá hasta el miércoles 4 de noviembre inclusive. Este año son alrededor de 180 empresas y comercios los que se sumarán por primera vez a la acción promocional de ventas por comercio electrónico con la expectativa de dar un salto en su facturación y volumen de venta, después de haber logrado mantener activos sus negocios en medio de las medidas de aislamiento dispuestas por la pandemia de coronavirus.

Los nuevos actores que saldrán a ofrecer productos y servicios corresponden -en líneas generales- a los rubros indumentaria, comidas y decoración. En base a la información suministrada por la CACE, en total serán 179 las empresas y comercios que participarán por primera vez del Cybermonday.

Esta nueva edición tendrá como novedad que los productos o servicios con precio base superior al que tenían hasta el 19 de octubre pasado “no participarán” de la oferta oficial del Cybermonday. Las más de 800 empresas que participarán este año de la acción promocional ya están al tanto de la decisión, en la que los organizadores bajarán de la propuesta a aquellos productos que bajo el logo del Cybermonday presenten un precio base diferente al que tenían publicado el 19 de octubre.

Pero, como es costumbre en la previa de un nuevo Cyber Monday, es preciso dar algunos consejos para que los consumidores tengan en cuenta y así evitar ser defraudados a la hora de realizar compras online.

CONSEJOS ÚTILES

1. En primer lugar, se debe elegir de antemano cuál o cuáles son los productos o los rubros que nos interesan para concentrarnos en ellos y no dejarnos arrastrar por el bombardeo publicitario que nos habla de “grandes descuentos y de apurarse a comprar porque se agotan”. De esta forma se evitan compras compulsivas y adquirir productos innecesarios. 

2. De ser posible, mirar los precios con antelación al inicio del evento. Es que muchas veces se publicitan descuentos del 40 o 50%, que nada tienen que ver con la realidad. 

3. No apurarse a comprar y comparar. Porque quizás encuentres el mismo producto a precios muy diferentes y porque a menudo existe un producto mejor que puede ser más barato o con mejor relación calidad/precio.

4. Reconocer que se está comprando en un sitio web seguro. Se pueden reconocer estas conexiones al ver el ícono de candado en la mayoría de los navegadores. Además, la url debe empezar con ‘https://’ en lugar del ‘http://’ de las páginas tradicionales. 

5. Recordar que la posibilidad de adquirir ofertas y que la compra sea online no elimina la vigencia de los derechos de los consumidores, ni de la normativa que los protege. De modo tal que, ante un conflicto con determinado producto, ningún vendedor se puede excusar de resolver la situación por haber sido adquirido mediante esa metodología. Y el consumidor debe reclamar. 

6. La Ley de Defensa del Consumidor obliga a la empresa a cumplir con la oferta en caso de que la operación falle por culpa de los mecanismos de venta o falta de productos. Incluso, si eso ocurre, la empresa deberá mantener el precio aún pasado la fecha de la oferta. En el caso de que la oferta sea por cantidades limitadas, el proveedor debe informar cuantas unidades se encuentran disponibles. 

7. Por ley, todos los productos nuevos tienen como mínimo una garantía de 6 meses. Si el producto falla y es necesario trasladarlo, los costos corren a cargo del vendedor.

8. El vendedor debe respetar el precio que publica e informar clara y detalladamente si existen costos extras, por ejemplo, de envío, como así también acerca de las políticas de cambio y devoluciones. Si ofrece financiación, hay que asegurarse que se aclare el costo financiero total.

9. Los principales inconvenientes con este tipo de ofertas masivas se dan por casos de “publicidad engañosa”. Es decir, compramos un producto con determinadas cualidades y cuando lo recibimos nos damos cuenta que esas cualidades no son tales. Para prevenir esto, es importante archivar -en caso de existir- los correos electrónicos, mensajes o chats enviados y recibidos durante la compra.  Realizar ‘capturas de pantalla’ de las imágenes y los textos mostrados durante la publicidad del producto e imprimirlos. Además, siempre solicitar la factura de lo comprado, y el remito de entrega, que son los que servirán como prueba para iniciar cualquier reclamo.

10. Lo más importante a tener en cuenta es la posibilidad que nos otorga el artículo 34 de la ley 24.240, por el cual el comprador tendrá 10 días corridos para arrepentirse y ese plazo se cuenta desde la fecha en que se entregue el producto o se celebre el contrato. Simplemente tiene que notificar al vendedor de su arrepentimiento y en caso de que haya sido entregado el traslado del bien corre por cuenta del proveedor.

“Es importante que los consumidores recuerden que ante la menor duda acerca del producto recibido, del precio abonado, de los plazos de entrega o por publicidad engañosa, deben primero reclamar a la empresa y en caso de no obtener respuesta satisfactoria, concurrir a los distintos organismos de Defensa de los Consumidores para continuar el reclamo”, explicó Stegmayer. Y para cerrar expreso que “lo que están en oferta son los precios, no los derechos de los ciudadanos”.

Novedades para este 2020

Entre los nuevos comercios y empresas que los consumidores encontrarán en esta edición se encuentran la firma Eat Box, un emprendimiento de catering que “cuando apareció la Covid-19 veníamos de la temporada baja, listos para arrancar el año”, pero “la pandemia detuvo todo el negocio y se cancelaron todos los eventos”, contó a Télam Tommy Perlberger, uno de los dos fundadores de la marca.

“El negocio cayó al 0% de un día para otro y la facturación no existía más; nuestra mayor preocupación fue cómo mantener al personal y los proveedores y cómo íbamos a sobrepasar este momento”, agregó el socio fundador, Josie Bridge, tras indicar que la empresa recibió la ayuda del Estado a través del programa de Asistencia de Trabajo y Producción (ATP).

La situación generada por la pandemia “nos decidió a cambiar un poco el negocio histórico que era catering de eventos corporativos y sociales, y armar ‘boxes’ de comida”, iniciativa con la cual crearon su tienda virtual en la plataforma Tienda Nube.

En este caso hasta la pandemia aceleró la implementación de un formato que fuera viable para el comercio electrónico, que ya venían discutiendo los socios un año atrás.

Otra empresa que debuta en el Cybermonday 2020 es la firma de decoración Binah Deco. Esta empresa a diferencia Eat Box antes de la aparición de la Covid ya venía “apostando fuerte al canal online, pero la pandemia nos permitió dar un salto en el volumen de ventas y el gran desafío que tenemos hoy es seguir mejorando este canal”, dijo a Télam la fundadora del emprendimiento, Natalia Hamui.

Esta firma tiene la tienda en la misma plataforma hace tres años y la habilitó al mismo tiempo que los locales físicos porque “siempre consideramos el negocio offline y online como un todo”.

La decisión de participar por primera vez del Cybermonday radica en que ven que en estas acciones hay “alta demanda de tráfico y ventas” lo que “constituye una oportunidad para hacer descuentos importantes en toda la tienda” e instalar más la marca.

Hamui contó también que “en el primer mes de pandemia vendimos 8 veces las transacciones de un mes tipo de prepandemia”, y que invirtieron en ese marco invirtieron en la interfaz de aplicaciones “para automatizar procesos e integraciones por el volumen de productos que vendemos”.

Otra empresa que participa este año por primera vez es Honky Tonk, dedicada al rubro indumentaria.

“En el Hot Sale vendimos mucho más de lo esperado, con un ticket promedio muy bueno por encima de lo que fue la media de todo ese evento. Esperamos que en este Cybermonday podamos mantener el ticket promedio, e incluso apuntamos a un crecimiento en la cantidad de pedidos de un 30%”, dijo a Télam el responsable de comercio electrónico de la firma, Fernando Giles.

En este caso la decisión de apostar al comercio electrónico ya estaba tomada aún antes de la pandemia.

“La facturación creció 1.200%”, comparada con meses previos a marzo pasado, dijo Giles, quien remarcó que “el ecommerce es algo sólido para nosotros como empresa, por eso seguimos apuntalando nuestra dedicación a ese canal de venta”.

Respecto de las inversiones a causa del canal electrónico, indicó que “invertimos en gente capacitada en el área de logística, cosa que no teníamos antes de la pandemia, con la idea de seguir creciendo no solo por la situación y contexto actual, sino porque creemos que es una tendencia que llegó para quedarse”.

“Estamos preparados a nivel equipo con más profesionalidad, con más gente en el depósito, profesionales de diseño web, recursos humanos para los equipos de redes sociales, comunicación y atención al cliente”, afirmó Giles para agregar que “también estamos haciendo una buena inversión en todo lo que es publicidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: