Opinión

1° de mayo: una pequeña revisión histórica

“Ocho horas para el trabajo, ocho para el sueño y ocho para la casa”, es el lema. Pero nada de eso ocurría a fines del siglo XIX.

Todo se remonta al 1 de mayo de 1886, cuando comenzó una huelga de un grupo de obreros en Estados Unidos para reclamar una jornada de 8 horas, ya que tenían que cumplir jornadas de 12, 16 y hasta 18 horas, reclamo que duró tres días más.

Justamente, fue el 4 de mayo cuando ocurrió la Revuelta de Haymarket, en donde ejecutaron a un grupo de sindicalistas que fueron bautizados posteriormente como los Mártires de Chicago.

Aquella jornada no pasaría desapercibida en los libros de historia y en la conciencia colectiva.

No solo por los “Mártires de Chicago”, sino también porque significó el origen de los movimientos obreros modernos.

134 años después, la mayoría de los países conmemoran el Día del Trabajador.

En esta jornada extraordinaria, donde muchas personas se ven privadas de ir a trabajar por el aislamiento obligatorio, en pos de proteger la vida, abrazamos a todos los trabajadores más fuerte que nunca. El trabajo dignifica, y la dignidad humana es un derecho que todos merecemos.

¡Feliz día del trabajador!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: