#Coronavirus Opinión

Desde el centro de la pandemia: “No seamos Europa, prevengamos”

Por Camilo González Balducchi

El coronavirus tiene en jaque a Europa, comienzan a aumentar los casos en África y en América del Sur, pero en China ya controlaron la emergencia sanitaria. En este contexto, los distintos gobiernos han actuado de distintas maneras. Mientras en Europa se critica lo que tardaron las autoridades en actuar, en Argentina se debate si es exagerada o no el aislamiento social obligatorio. A continuación una comparación con Europa en general y Andorta en particular.

Por circunstancias y decisiones personales, desde noviembre me embarqué en una oportunidad laboral en Andorra. Un país chico, de 400 kilómetros cuadrados aproximadamente, que solo vive del turismo en los meses de invierno gracias a estar ubicado en los Pirineos y proporcionar una de las mayores pistas de ski del planeta. Como todo el mundo sabrá, la pandemia global produjo consecuencias a nivel sanitario pero también económico en la mayoría de los países, y Andorra no es la excepción.

Desde principios de marzo comenzó a ver una baja de turismo. Más del 50% de las reservas en los hoteles y los pases del día en las pistas de ski para todo el mes se habían cancelado antes del lunes 9. El viernes 13 el Gobierno emitía un decreto que obligaba el cierre de todos los establecimientos comerciales a excepción de supermercados, farmacias y gasolineras. El día anterior ya habían cerrado el 90% de los hoteles y finalizado los contratos laborales de todos los trabajadores temporales que se extendían hasta fines de abril. Con la temporada acabada y la mayoría de la población cumpliendo con la recomendación de no salir de casa, Andorra, acostumbrada a explotar de gente a esta altura del año, se volvió un país fantasma.

Hoy, a 26 de marzo, hay 224 casos positivos de coronavirus. Parecerá poco pero no si se tiene en cuenta que la población total de Andorra no supera los 80 mil habitantes. Aún así, este país se puede considerar unos de los lugares más seguros de Europa en estos tiempos. Cuenta con una de las mejores coberturas médicas del mundo, y, al ser chico, se pudo actuar rápido. Hasta el momento hubo tres víctimas fatales: tenían 88 años y presentaban anteriormente patologías respiratorias.

Sumado a que aún no se ha decretado el aislamiento social obligatorio, no está tan mal estar atrapado acá. Digo atrapado porque Andorra no cuenta con aeropuerto comercial propio y se encuentran las fronteras cerradas, pero los dos únicos países con los que limita son España (56197 contagiados, 4145 muertos, 200 más que China, 500 euros de multa si te ven por la calle junto a otra persona o 600 si no te dirigis a un supermercado), o Francia (1333 muertos, 25604 contagiados, también en cuarentena).

Ademas de ser un país chico, una de las razones del “éxito” de Andorra (ser uno de los países europeos que mejor tiene controlada la emergencia sanitaria) fue la rápida acción del gobierno y el cumplimiento de las recomendaciones por parte de su población. El decreto del viernes 13 de marzo fue decidido con un caso de coronavirus en el país. El aislamiento social aún no fue decretado pero no por falta de decisión sino por trabas burocráticas y constitucionales. Aún así hubo una fuerte campaña de concientización para seguir las recomendaciones higiénicas y la mayoría de la población entendió que hay que quedarse en casa. No fue así el caso de España.

Desde principios de febrero todos los canales españoles le dedicaban casi las 24 horas del día al coronavirus. Parecía una paranoia y así lo tildaron desde el Gobierno. Pero esa paranoia se convirtió en realidad. A los funcionarios les costó ver lo que realmente estaba pasando, o temían por las consecuencias económicas de medidas drásticas. Cuando se decidieron al confinamiento de la población ya era tarde: el 14 de marzo decretaron la cuarentena obligatoria, con 5753 infectados y 136 muertos por coronavirus. En Francia fue similar: el confinamiento fue decretado el 17 de marzo, con 6633 contagiados y 148 fallecidos a raíz del coronavirus.

Dadas las experiencias en estos países, no sorprende que la Organización Mundial de la Salud tilde a Argentina como un ejemplo a seguir. Puede parecer apresurada la medida del aislamiento social obligatorio con menos de 100 casos de coronavirus, pero es preferible prevenir muertes y tener el país parado dos o tres semanas a arriesgarse a entrar en una crisis sanitaria y económica que duraría, en el mejor de los pronósticos en España, hasta junio.

Para finalizar, un último consejo: quedate en casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: